jueves, 1 de diciembre de 2016

Francotiradora Camada de Fenris (Concepto para Hombre Lobo VI)

Francotiradora

Te estoy viendo desde aquí arriba, tranquilo... sigue por la izquierda. Yo le dejo tullido, vosotros lo pilláis a la de una, a la de dos...

Preludio: De pequeña "eras una de los chicos", una pequeña pillastre. Cuando los críos y tú crecisteis tu madre, llorosa viuda te amenazó con mudarte si no le hacías más caso. Le seguiste el rollo, pero en cuanto podías te escapabas con ellos. Ibais al bosque, como si algo te llamara a habitar lo salvaje una vez no escuchabas a tu madre, aunque ellos iban más para evitar a sus padres (como tú), y pronto para tomar cervezas... y para otras cosas que no se atrevieron a hacer delante tuya pero te las podías imaginar. Todo cambió el día que a Tommy le regalaron un rifle. Algo afectados, una noche, os peleasteis por él, pero en vez de en tragedia gracias a ti acabó en un concurso de tiro, y quien acertara con él sería el dueño del rifle. Puede que tú bebieras menos que ellos, pero diste en todas las dianas, que fue más de lo que ninguno de ellos consiguió. Hasta Tommy el dueño original aceptó el resultado sobrio al día siguiente; pero otros no estuvieron tan tranquilos con ello.
Buscaron comprarse armas dos de ellos, y por alguna razón después de hacerlo cambiaron. Empezaron a ir al bosque solos y dejaron de hablaros. Al mismo tiempo empezaron a tener aun más problemas en el instituto, entrando en peleas e incluso amenazaron a varias personas. Tú estabas haciendo pellas en el bosque con el rifle, cuando recibiste una llamada de Tommy, llorando, y luego un disparo. Tus antiguos compañeros tirotearon a gente en clase, y tu madre casi cree que eras uno de las víctimas, pero cuando se supo lo del rifle casi creen que estuviste implicada. Necesitabas huir, pero no fue sin castigo, y entre el correccional y la academia militar, pudiste escoger lo segundo. Allí mejoraste tus talentos naturales, pero antes de entrar en combate, tu actitud se volvió peor, hasta que te escapaste sola al bosque y ante el primer par de guardias del campamento te transformaste en una loba y escapaste. Por suerte, los primeros que te encontraron fueron quienes pudieron explicarte quien eras.
Concepto: Te encontró una Manada, que estaba ahí por otro motivo, estaba buscando un monstruo en medio del bosque. Un monstruo que era humano pero ya no, y al revés que vosotros obedecía a un único deseo de destruir. Entendiste que tus amigos se convirtieron en esa clase de monstruos, que pudiste hacer algo, que era tu destino haberlo entendido. Y como una tonta les acompañaste, pero pudiste evitar que esa cosa te matase y los otros hombres lobo se admiraron de tu resolución, además de tu capacidad en combate.
Volviste a la academia con la promesa de que volverían a buscarte, y lo hicieron, pero te dieron a elegir entre desaparecer con ellos o terminar tu período de pruebas. Elegiste lo segundo, y a cambio te buscaban cuando nadie podía veros, y te enseñaron lo que es ser Garou. Tu última prueba fue precisamente sobrevivir sola y desarmada, fue una experiencia que te ha hecho apreciar tus armas, y usas eso combinado con tus dones para combatir por Gaia. La Camada de Fenris te acogió pese a tu manera astuta de combatir, eres una soldado después de todo.
Sugerencias de Interpretación: Hay dos clases de Ragabash, los bromistas que atraen la atención y los exploradores silenciosos. Tú eres una mezcla de ambos, chalatana antes de entrar en acción, pero silenciosa durante las misiones. Sigues siendo "una de los chicos", y sentar la cabeza no entra en tu cabeza. Cuando confraternizas con tu Manada o con tu Clan eres deslenguada gracias a tu privilegio de Ragabash, pero lo haces para que te dejen tiempo para dedicarte a lo tuyo. Tu manera de controlar la Rabia es cuidar de tu rifle, un recuerdo y cuya munición tiene un espíritu de guerra vinculado y requiere tu atención, convertir tu rifle en un Fetiche parece algo sacrílego para algunos otros de tus hombres lobo, así que no insistes en la idea más que como broma. Sentarás la cabeza cuando no tengas misiones para salvar al mundo, o sea nunca o hasta el Apocalipsis, y parece que lo segundo será antes.
Equipo: Botín de la urraca, rifle, municiones, ropa de camuflaje, pequeño todoterreno de segunda mano, móvil lleno de mensajes de tu madre.



[Nuevo concepto para Hombre Lobo, perdonad la tardanza pero es que estoy muy liado con Pokémon ains... escribiré hablando de la nueva generación, actualizar la anterior no merece la pena. ¡Hasta pronto de parte de vuestro amigo y ciber vecino Mario!]

4 comentarios:

  1. ¡Los rifles de francotirador molan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sabía que te gustaría! Hice una vampiresa Assamita ya antes parecida.

      Eliminar
  2. Que es especiliazación tiene en Artesania?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La que se prefiera dar, pero una para repara armas o preparar munición podría valer, como también podría ser mecánica.

      Eliminar