martes, 1 de noviembre de 2016

Escritora de Fantasía Feminista Furia Negra (Concepto para Hombre Lobo V)

Escritora de Fantasia Feminista

No, son míos también esos apilados ahí, todos los libros que uso para analizar su machismo rampante los compro. Estaba harta de pagar la reposición a la biblioteca...

Preludio: De pequeña te gustaba leer en el patio; no eras la única según sabes ahora, pero en aquel entonces no conocías a nadie que lo hiciera también, en tu patio del colegio no había nadie más. Te ganaste cierta fama de solitaria y empollona entre tus compañeros, pero seguiste a tus libros, y los profesores estaban encantados... hasta el instituto. En el instituto algunos profesores te tenían por antisocial, otros por una estudiante difícil. Pero lo peor fueron tus compañeras y compañeros, un grupo te hizo la vida imposible y el resto directamente te ignoraba. Tu familia tampoco sabía como tratarte, y lo peor es que siempre decían que empezabas tú con tu actitud.
Te refugiaste en los libros, pero incluso en ellos te traicionaron. En ellos las mujeres cada vez más eran en el mejor de los casos, la amiga de un protagonista. En el peor, eran la chica trofeo de un protagonista elegido o la víctima a vengar de casi siempre las mismas afrentas, o el monstruo a destruir. Cuando preguntaste a la gente que sabía más que tú, te respondieron con cierta soberbia, que las fuentes de lo que tú leías eran la historia, que no podías esperar que los libros te complaciesen si no leías cosas serias; y que siempre había sido así. Ahí decidiste que escribirías tú tus propias historias.
Por desgracia, tus compañeros vieron buena idea empapelar el instituto de esas cosas que no querías que nadie leyera aun, con aportes tan positivos en los márgenes. Fue entonces cuando esa ira, se disparó... luego se habló de "fallos estructurales", pero tú tienes una idea más aproximada de lo que sucedió. Aquel día, la humillación hizo despertar un monstruo de verdad, casi salido de uno de tus libros, pero eras tú. Saliste de ahí como pudiste, y te encontró un grupo de gente extraña, lo bueno es que al menos eran tan extraños como tú...
Concepto: Al mismo tiempo que escogiste universidad, recibiste información de quien eras de verdad. Eras una Garou, una cambia formas que tenía una parte humana y una parte de lobo, una parte física y una parte de espíritu. La mitología que te contaron, que explicaba una importancia en el universo te ilusionó... hasta que viste el porcentaje de "Ancianos" y "Grandes Guerreros" que habían marcado con nombres y apellidos la historia de los Garou. Por contra, había muchos grandes Garou mujeres, o muchas sabias; pero sin nombre. Salvo por una Tribu claro.
Las Furias Negras encajaban con tu punto de vista, así que una de sus Hermanas que buscan aliadas y a otras entre las Garou te admitió en el Rito de Iniciación, y las propias Furias Ancestrales te dieron la bienvenida. Una vez allí seguiste sin encajar demasiado, no eras una guerrera furiosa, eras una creadora inspirada, una bastante decidida a combatir discursos y cambiar la forma que la gente tiende a retratar a las mujeres. Eso es algo que las Ancianas respetan, aunque uses ordenador y vivas cerca de tu ciudad natal. Tampoco llevan bien que tengas gatos en casa, pero los tres se enteran de cosas más que interesantes cuando se escabullen.
Sugerencias de Interpretación: No te comportas distinto, pero sabes el lugar de cada cosa. Cuando te debes a tu Tribu o a la Nación Garou, eres una joven Galliard. Para el resto del mundo eres una escritora de fantasía, con éxito relativo y mucho que contar sobre el género y sobre las cuestiones de género. En Internet a veces sale la Furia que eres cuando debes ejercer como guerrera, pero intentas no caer en el flame, ni arrancar la pantalla de cuajo. Aunque vas al día con tus proyectos literarios y de crítica personal, la de ocasiones en las que tu vida Garou interrumpe con la normal está creciendo. De momento, cambiar la forma de ver a las Mujeres Lobo en general por parte de Homínidos es algo que no puedes ejercer directamente, pero cuando te piden consejo u opinión lo dices. Te gustan las leyendas de las Furias tanto que las incorporas de forma sutil en tus obras, y te gusta conocer antes de hablar de algo. Desde que eres parte animal, disfrutas mucho teniendo pequeñas conversaciones con los animales del vecindario.
Equipo: portátil, pequeño piso alquilado con poco espacio, carnet de la biblioteca, tarjetas de cinco librerías, ejemplares físicos de tus obras para vender, tarjetas con enlace a las versiones digitales, tres gatos.



[Hecha con todo el cariño, espero que os guste. ¡Muy pronto más cosas de parte de vuestro amigo y ciber vecino Mario!]

2 comentarios:

  1. El problema que tengo con la fantasía feminista es que cada vez que he intentando pensar en ello, es como no ponerse a pensar en un oso polar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ein? Pues te paso lista de libros por si te apetece. Gracias por pasarte.

      Eliminar