lunes, 15 de agosto de 2016

La dolorosa verdad sobre Cazafantasmas: No es nada perfecta

Hola a todo el mundo, dentro de unas horas habré ido a ver (las) Cazafantasmas, y antes de eso, no me he visto nada de la franquicia, más veces quiero decir. Las decenas de veces que he visto ambas películas, la cantidad de episodios de animación... e incluso vídeo juegos (solamente los cómics me son desconocidos). Es una serie de cosas que me han influido mucho, he tenido juguetes de los Cazafantasmas y sigo disfrutando de ello. ¡Diablos! Si me preguntaban cual era mi trilogía favorita, decía sin dudar de Cazafantasmas porque son dos, o mi saga/franquicia predilecta frente a "la Guerra de las Galaxias" o "Star Trek", o incluso "El Señor de los Anillos". Y la razón era la sencillez, lo pequeño y sencillo de la premisa, que no era algo trascendental. Pero por alguna extraña razón, no sé si por nostalgia exacerbada, al anuncio de Cazafantasmas, un montón de tíos se sintió asustado y enfadado, ya fuese por inmadurez o por machismo directamente. Y por eso voy a recordar les algo: Cazafantasmas, todo ello, tiene defectos, y muchos:

 

Empecemos por la primera, y por una de sus mayores fortalezas y al tiempo su mayor debilidad: Personajes. Sí, a todo el mundo le gusta Peter Venkman (Bill Murray), mi problema en parte siempre fue que era un roba escenas, un protagonista (que como otros de aquella década), es el menos interesado o motivado para serlo, pero lo es como favor a la trama; y además se aprovecha de eso para que nos guste, aunque no queramos. Es una persona horrible, y no parece que redimirse o si quiera enmendarse esté en sus prioridades, mucho menos en un ausente arco del personaje: Por ligar con una alumna de la universidad donde trabaja electrocuta a otro estudiante, miente para hacerla pensar que es una psíquica mientras que los resultados del chaval los oculta porque no le interesan, es un charlatán perezoso y cínico: y nos tiene que caer bien. Por contra, Winston Zeddemore (Ernie Hudson) ¡NI tan siquiera sale en el póster! Básicamente porque solamente trabaja ahí... rumores dicen que en principio iba a ser un personaje con más trasfondo (ex militar o algo así), En lugar de eso Winston es un currito, lo que tampoco resulta creíble ¿Si tanto trabajo tienen una sola persona les compensa? Tendría más sentido haber contratado a varios nuevos cazafantasmas más, y que en el momento de la policía o que todo estalla, Winston fuese el único que volviera con ellos, eso sin más le daría más interés.

Volviendo a la autoridad pública, como toda película de los 80, los estirados son malos, y tú no eres uno de ellos, así que estás con estos simpáticos "losers", la intención es esa y está bien; pero por desgracia redundan en los clichés del cine que explotó esto: las comedias gamberras universitarias, hasta en el final de Peck en la película. Y que Peck, solamente es tan imbécil como Venkman, ¿y si hubiese hablado con Ray (Dan Akroyd) o Igon (Harold Ramis)?. Peck tiene una postura razonable, porque a fin y al cabo ellos no demuestran de manera pública que existan los fantasmas, y aunque lo hicieran; salvo Gozer, ninguno supone una auténtica amenaza para nadie; así que ellos son exterminadores de plagas que no contagian ni dañan propiedades, simplemente babean y hacen ruido molestando a los inquilinos de vez en cuando. No, en serio, lo que hacen es solucionar un problema en gran medida inventado, como buenos LET que parecen ser (malo gobierno, malas instituciones públicas) para mis desgracia.

Tal vez no diría esto si les viese cazar fantasmas, en vez de que me cuenten que cazan fantasmas en entrevistas. Fuera de los dos iniciales y las escenas del final o con la trama de Gozer, el único fantasma aparece en un sueño húmedo de Ray, que no importa absolutamente nada ni aporta nada a la trama, salvo la imprescindible muestra de humor picantón de los 80. Como tampoco aporta nada la escena con cientos de extras de la calle cortada con vehículos de policía y emergencias... ¿en serio todo eso era más barato que montar una escena con un falso helicóptero? ¿El chiste de las escaleras es tan gracioso? Porque ver a Venkman colgado hacia abajo y cayendo de culo es también gracioso en el papel. Pero que la película tiene un ritmo a trompicones, y apenas trama duele de reconocer pero es cierto. Volviendo a Peck y a como depende de él todo el clímax, hubiese sido fácil usando que se supone que un cultista loco diseñó el edificio, que tenía seguidores; que Peck hubiese sido uno (devolviendo a la Tierra al punto de inicio, como fanático ecologista con poder) o que siguiese órdenes de alguien sin saberlo, y dado que la señal era el mogollón de fantasmas y su energía psíquica, tal vez el banco que les dio el crédito también estaba bajo el control de la secta, precipitando el final y creando una trama, al menos una trama más coherente y compleja, más que Venkman ligue con Dana (Sigourney Weaver). Y eso no cambia demasiado el tono de comedia, que a veces desaparece.


Vamos con la secuela, que tiene tanto en común con su anterior entrega; que es un caso terrible de "secuelitis". Los mismos problemas de "damisela en apuros forzosa" se padecen aquí, pero llegando al absurdo: Dana se hizo todas las carreras de humanidades y artes, así que no solamente es concertista, también es restauradora (Y sí, ella es demasiado buena para Venkman, lo sabemos todos). Replican toda la estructura de la película, aunque en descargo diré que arreglan dos problemas de la primera: se les ve ejercer de Cazafantasmas y que tienen ahora un villano con una trama, Vigo Azote de los Cárpatos es más memorable, al menos tiene personalidad; aunque admitamos que Gozer el dios mesopotámico no necesite de personalidad. Pero volviendo a los problemas, el repetir la trama de que la misma mujer tiene problemas con una entidad sobrenatural diferente por casualidad, ya ralla lo inconsciente. Podrían hablar de "poder psíquico latente" y lo aceptaríamos como verosímil con lo que nos explican en la película, que ella y su hijo atraen a los fantasmas por eso... O que ha habido desapariciones de niños... O idea loca, que la mujer y el niño tengan relación con Winston... y darle alguna razón e importancia en la trama. Pero imagino que eso sería diferenciarse de la anterior a un nivel que la haría irreconocible...


Vayamos con las dos series de dibujos, que tienen bastante en común; especialmente en problemas. La intromisión de los ejecutivos de la primera, Los Auténticos Cazafantasmas, transformó una serie famosa para gente de todas las edades en un desastre rampante más pueril, con pequeñas recuperaciones, pero que pese a sus diferencias con las películas, al menos los explicaban algunos (¿Por qué Egon rubio?), aunque mantuvieron cierta continuidad con ello, pero no mucho. La propia parte incoherente de la serie fue que mucho de lo que ellos hacían no parecía demasiado "trabajo remunerado" ya, más bien trabajo de super héroes que se mantenían porque sí. Dejemos al margen la transformación de Moquete en protagonista en las horas más bajas de la serie. Y al mismo tiempo, aunque Moquete fuese un fantasma bueno, la aparición de otros como él era algo que los personajes veían con escepticismo e incredulidad, lo que era de nuevo absurdo si, pese a la calidad de esos episodios, porque te hacía cuestionarte si estabas viendo una o dos series distintas.

¿Y la segunda serie que era secuela? ¿Y Extreme? Pues como muchas series de su tiempo, los últimos años 90, prometía cosas en el opening (que mostraba viejos enemigos míticos de los Cazafantasmas de la primera serie e incluso de las películas) que no cumplía luego en la serie. Y aun admitiendo un paso de 10 años o menos de la antigua serie, es totalmente incoherente: Janine pasó de ser una compañera de los Cazafantasmas en una amiga pero sin nada de lo que hizo previamente, pero al mismo tiempo parte de esas cosas pasaron (como se vio en un par de muy buenos episodios), e incluso nos toman por idiotas (Egon tiene supuestamente 30 y pico años en esta serie... lo que no tiene ningún sentido con las películas y la serie inicial...). Añadid las incoherencias sobre mitologías diversas presentes en toda la saga, y tramas de personajes que no avanzan ni van a ninguna parte en el conjunto, y os da algo clásico de Cazafantasmas.

Y todo esto viene a colación del odio hacia la nueva de las Cazafantasmas. Creo que me gustarán, porque si te paras a pensar, fácil que tenga virtudes que las anteriores versiones no tengan, y que tenga defectos que sí tuvieran. Esto es un relato más, como el cambio de los superhéroes clásicos entre la Edad de Oro y la Edad de Plata, pero ahora con aun menos testosterona. ¡Aquí termina vuestro amigo y ciber vecino Mario!

4 comentarios:

  1. Te ha quedado un artículo un poco machista, aunque se agradece el esfuerzo.

    Cuidado con los errores en la forma de redactar.

    P.A.B.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no era mi intención, la forma de redactar fue culpa de que lo hice de una tacada muy tarde ains...

      Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. En general está bien, no pretendía ser muy criticona. Es un análisis distinto y personal. Pero pienso que has pasado muy rápido por encima del papel de Dana, que es importante y reivindicativo en la segunda como madre soltera trabajadora e independiente. Gracias.

    P.A.B.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah vale, ya, aunque ahí eso está bien, me parece destacable que es un defecto incluirla a ella y no otro personaje. O no explicar porque es ella la que sufre el ataque de nuevo.
      Gracias por pasarte.

      Eliminar