miércoles, 13 de julio de 2016

Comentario: Kamen Rider Amazons (1ª Temporada)

No se llevan tan bien como se ve...

Uff... ¿Os he contado que este 2016 es el 45 aniversario de Kamen Rider? Bueno pues para celebrarlo, además de una película con el actor del primer Kamen Rider y el más reciente, el protagonista de Ghost, Toei y Ishinomori Company decidieron tener algo más para adultos, para esos que han crecido con Kamen Rider, haciendo una segunda serie, ésta, sin reparos en violencia y huyendo del tono desenfadado, hicieron Kamen Rider Amazons.

Homenajeando Kamen Rider Amazon en el diseño de los personajes y en algunos otros detalles, la historia no tiene relación con maldiciones o la selva sudamericana (Amazon original sí). En una gran megaurbe (Tokio evidentemente) hubo hace dos años un accidente en unas instalaciones farmacéuticas, de la Farmacéutica Nozama (acrónimo de Amazon), fugándose de sus instalaciones más de 4000 conejillos de indias, Amazons, criaturas artificiales que requieren de grandes cantidades de proteínas para subsistir. Llegado un momento, tras esos dos años, los neutralizadores de los sujetos de prueba dejan de funcionar de manera cada vez más numerosa, despertando éstos como auténticos Amazons, consumiendo la fuente de proteínas más cercana y accesible, los seres humanos. Para prevenir bajas y detener a estos monstruos, la farmacéutica reúne equipos y planes de contingencia, y uno de ellos son mercenarios contratados para cazar a dichos monstruos, pero bajo la tapadera de una empresa de plagas, por lo que ellos les llaman "bichos". Mientras tanto, Haruka, el hijo de una de las jefas de la empresa ¡también es uno de esos monstruos!. ¿Y quién es el misterioso motorista que se transforma y ha jurado matar a todos los Amazons?.

La trama, ya veis, está más cerca de un "Yo, Robot" o "Blade Runner" que de los Power Ranger, y la fotografía, efectos y demás acrecientan subtramas de tono siniestro siempre, meláncolico muchas veces y solemne en ocasiones (y en este último caso con resultados desiguales). Los efectos favorecen la sensación alienada y se regodean en el gore, con crujidos y gorgoteos que acompañan la sangre, olvidad explosiones o efectos digitales de brillos. Salpicaduras y charcos de sangre y entrañas. Sombras y penumbra en una ciudad de apariencia civilizada y tranquila, donde se ocultan las bestias que devoran a sus ciudadanos, y las mismas bestias esconden su voracidad de la vista de sus presas para poder así seguir cazando. En estos trece episodios vemos bastantes cosas, pero sobre todo a personajes, protagonistas y secundarios...

Como al grupo de exterminadores, que son en conjunto tan protagonistas como el resto de personajes, y mis favoritos. Capitaneados por el serio y veterano Shido, que prefiere mantener claro el objetivo del grupo: matar bichos por dinero, no son héroes. Luego tenemos al silencioso francotirador Fukuda, que prefiere observar en la distancia y luego actuar en consecuencia. El músculo cuerpo a cuerpo lo trae la rápida y temeraria Nozomi, con sus patadas y cuchillos derriba al más grande de los monstruos. Las veces de vocal (como Face/Fénix en el Equipo A) es Misaki, interesado y mujeriego, usa más provechosamente su lengua casi que su recortada. Su mejor amigo, Mamoru, o Amazon M, es el monstruo amable que ayuda a sus compañeros a cambio de hamburguesas y uniformes que partir por la mitad antes de transformarse, un chaval majo y sencillo. Luego está el táctico Maehara, para el que todo es una partida de ajedrez. Y cierra el grupo Otaki, enlace y comunicaciones. Este grupo es el arquetipo de "tíos duros y misteriosos" pero resulta interesante y fácil de empatizar con ellos.

Pero luego el grupo de exterminadores recibe a Haruka, el liberado Amazon Omega, e hijo adoptivo de la jefa de operaciones (y de los propios exterminadores) Reika Mizusawa, que ocultó a éste su origen. Haruka debe aprender a vivir siendo algo distinto que un humano, a luchar y a encontrar una razón para ello, antes de que ser un monstruo le aleje de su familia, especialmente de su hermana Mizuki, su ancla con la vida tranquila que conocía antes de todo esto únicamente. Frente al tranquilo y pacífico Haruka, tenemos a Jin, un humano transformado en Amazon, un científico antes empleado de Nozama, que busca exterminar a todos los Amazons para proteger la humanidad, y si para eso se tiene que aprovechar de Haruka o de sus antiguos jefes, adelante. Su pareja Nanaha vive con él, en gran medida porque comparten la idea de que para sobrevivir hay que cazar, incluso los seres humanos lo hacen después de todo.

Además de la señora Mizusawa, en su empresa hay otras personas importantes, incluso su secretario eficiente y estirado Kano guarda turbios secretos de los pasillos, y desconoce otros. Añade drama empresarial y ambición por medrar, de parte del jefe de negocios exteriores, Tachibana; y el muy siniestro y enigmático del presidente de la empresa, Takaaki Tenjo, y tenemos en Nozama una suma de ambiciones extrañas y mortales para toda la población incauta e ignorante, como a los que se relacionan con ella...

Pues sus 13 episodios, sobre todo en su recta final, han sido intensos. ¡He tenido que tomar aire para poder terminarlo! Pero una versión editada será emitida en televisión, con estos episodios tal cual ya emitidos por Amazon en Japón, pero se oyen rumores de que será posible verlo fuera de allí por ese mismo servicio. Y no solamente eso, además también se hará segunda temporada, que si ésta ha sido de A a M, la siguiente será de N a Z... ¡Me han dejado con curiosidad!

Y se despide por ahora vuestro amigo y ciber vecino Mario de vosotros, con el tema de la serie, Armour Zone:


2 comentarios:

  1. El chorraco de sangre es el truco más viejo de las películas orientales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y luego el tono. Está bien la serie pero en mi límite. ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar