viernes, 20 de mayo de 2016

Invención propia para D&D 5ª Edición: Especialidad propia para Monje - Tradición Monástica del Puño Borracho (XIX)

Tradición Monástica del Puño Borracho
El Puño Borracho es una extraña tradición de vagabundos, cuya historia es confusa. Hay quien piensa, que hace mucho tiempo, alguien introdujo el vicio en un monasterio, pero aquel tentador (agente de un monasterio rival, un demonio o una fata traviesa) no contó con las revelaciones que aquellos encontraron. Otros hablan de monjes errantes que pecaron, porque quería olvidar o aliviar el sufrimiento que les rodeaba. Sin importar aquellos orígenes, los monjes aprendieron a hacer sus propias bebidas especiales, bebidas que almacenaban ki; además de formas de aprovechar aquellos licores de formas increíbles, pero sobre todo comprendieron que aquel estado de ebriedad les permitía alcanzar un estado superior, olvidando su mente y su cuerpo para hacer proezas aun más extrañas de ver en, bueno, un borracho polvoriento.
Además de solitarios vagabundos, algunos de ellos cuentan con pequeños monasterios que cuentan con cultivos y (por supuesto) destilerías y bodegas que se hacen célebres en todo el mundo. A lo que llegan para proteger sus elixires espirituales o a hacer durante sus borracheras, es algo que ni ellos saben bien...

Destilar el Icor Divino
Cuando el Monje se introduce en esta tradición a nivel tres puede concentrar su ki en forma de una bebida alcohólica; y así puede transferir estos puntos a otros, y estos pueden emplearlo como lo haría un monje. Solamente habilidades de los monjes que no sean exclusivas de una Tradición concreta pueden emplearse así, y solamente habilidades que usen el gasto de puntos de ki. Si el monje consume el ki acumulado en un descanso largo o breve; puede añadir la mitad de su nivel de monje a la vida que recupere usando dados de golpe. Si no los consume, considera esas botellas de alcohol como pociones; pudiendo tener sin consumir tantas como su mitad de nivel de monje, pero solamente conservarán el efecto especial que supongan. Una vez empleado, se deberá realizar una salvación de Constitución contra la salvación de efectos del Monje, o sufrirá desventaja en acciones de Inteligencia hasta el final de su siguiente turno.
Además, adquiere la capacidad de emplear las herramientas de destilador si no las conocía ya. Necesita las herramientas para destilar su alcohol.
Danza Ebria
Desde el nivel 6, cuando emplees la Esquiva; puede usar una acción bonus para redirigir un ataque cuerpo a cuerpo fallido cuerpo a cuerpo contra un enemigo adyacente dentro de su alcance (5 pies normalmente). Si usa la acción de Esquivar usando el Ki, podrá redirigir tantos ataques como ataques de lluvia de golpe pueda realizar.
Don del Espíritu
Ahora desde nivel 11, si un no Monje usa el licor imbuido de un Maestro del Puño Borracho, aquel que lo use podrá emplear una propiedad del monje decidida durante su fabricación como si él lo fuera. Aquellas que no tengan duración, tendrán una duración igual al bono de Sabiduría del monje en minutos, o hasta que realicen un descanso; lo que suceda primero. Al finalizar el efecto, se deberá realizar una salvación de Constitución contra la salvación de efectos del Monje, o sufrirá desventaja en acciones de Inteligencia y Destreza durante la misma duración del efecto positivo.
Además, el monje puede dejar sin gastar para uso personal, pudiendo crearlas para incrementar su reserva efectiva; pero solamente puede tener tantos puntos de Ki en alcohol como la mitad de su nivel de Monje.
Dureza del Junco

A partir del nivel 17, el monje del Puño Borracho puede usar armas improvisadas como armas de monje (haciendo el mismo daño que haría desarmado, incluido que cuente como mágico), tiene ventaja con ataques de presa mientras use armas improvisadas, mientras use armas improvisadas incrementa en uno el tamaño al que hacer presas y puede usar su reacción para responder cualquier ataque cuerpo a cuerpo fallido contra él con otro ataque cuerpo a cuerpo.

[Llevo tiempo queriendo hacer esto, pronto más cosas de parte de vuestro amigo y ciber vecino Mario.]

2 comentarios:

  1. Bueno, no me recuerda al drunken box real. Me recuerda más a los monjes que van haciendo vino en sus monasterios. (Aunque ese concepto es mucho más español que oriental) Pero a nivel de reglas, esta bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que muchas de las reglas y normas del original ya las tiene de una manera u otra el monje de 5ª, así que no me quedó más remedio que echarle imaginación. Palmas de fuego se lo hubiera metido, pero no pegaba con el conjunto.

      Eliminar